Lograr que tu negocio de venta directa sea exitoso es sencillo. La clave es mantenerte activo, en movimiento y tener claros tus objetivos diarios, semanales y mensuales. Al desglosar tus metas en pequeñas acciones todo resulta más sencillo. En